//LLEGARPRONTO

viernes, 3 de junio de 2016

¿De qué está hecho Frank Kasha?

Si habéis leído mi libro, a estas alturas seguramente hayáis conocido a uno de sus protagonistas, Frank Kasha, el alcaide de la Orión.

Kasha ha conseguido mantener el orden en la estación penitenciaria, sometiendo a lo poco que queda de la raza humana a un sistema dictatorial y realizando purgas de forma mensual para poder controlar los escasos suministros de la Orión. Su salud física lo está deteriorando rápidamente, lo que lo vuelve mucho más impulsivo a la hora de tomar sus decisiones y lo convierte en una persona con un temperamento bastante volátil, al ser consciente de la degradación de su reloj biológico.

El personaje del alcaide comparte muchos atributos con una figura histórica muy relevante en la historia africana, Shaka, rey de los zulues. Las tácticas de este caudillo africano le permitieron absorber y destruir a la mayoría de las tribus que se le oponían. A pesar de conducir a una tribu africana a un auge similar al de un imperio, también era tristemente conocido por su crueldad, la cual se había formado por una vida dura marcada por el exilio de su niñez.



Podría decir mucho de Shaka, pero no creo que vayáis a descubrir nada más que no sepáis por la Wikipedia. Nos limitaremos a decir que el alcaide y este caudillo africano tienen una psique muy similar.

Volvamos con Kasha. A estas alturas os habréis fijado en sus motivaciones y la forma tan particular que tiene de resolver los problemas. Esto se debe a que con este personaje buscaba reflejar el carácter de un hombre que ha vivido los horrores de la guerra y se encuentra en los límites de una situación que amenaza con dañar irremediablemente su cordura.

Tengo mucho que contaros de Kasha, así como detallar sus orígenes o cosas de su vida que lo marcaron de forma irremediable, pero todo esto lo contaré más adelante.